Resumen antiguos agentes de servicios inteligencia

Publicado: 14 agosto, 2010 de arretes en Documentación, EEUU, Israel

En agosto de 2010 se hizo público un Memorando al presidente de EE.UU. de antiguos oficiales de los servicios de inteligencia. En él advertían a Obama de que Israel podría bombardear Irán en muy breve.

Presentamos a continuación un resumen de dicho memorando publicado por Global Research.

Le escribimos para alertarle sobre la probabilidad de que Israel podría atacar a Irán ya durante este mes. Eso probablemente conduciría a una guerra más amplia.

Creemos que comentarios de altos responsables estadounidenses, incluyendo los suyos, reflejan una confianza mal colocada en el primer ministro israelí [Benjamin] Netanyahu.

En realidad, la expresión en sí puede ser reveladora, como cuando el director de la CIA, Panetta, señaló displicentemente que Washington deja que los israelíes decidan si atacan a Irán y cuándo, y cuánto “espacio” se deja al esfuerzo diplomático.

El 27 de junio, Panetta dijo a Jake Tapper de ABC: “Pienso que están dispuestos a darnos el espacio para intentar cambiar a Irán diplomáticamente… en lugar de cambiarlo mediante medios militares”.

De la misma manera, el tono que usted utilizó al referirse a Netanyahu y a su persona en su entrevista del 7 de julio con la televisión israelí estuvo claramente en desarmonía con décadas de historia deplorable con los dirigentes israelíes.

“Ninguno de nosotros trata de sorprender al otro”, dijo usted, “y pienso que el primer ministro Netanyahu está comprometido con esa actitud”. Tal vez convenga que usted pida al vicepresidente Biden que le recuerde el tipo de sorpresas que encontró en Israel.

Los ataques por la espalda han sido hace tiempo una flecha en el carcaj de Israel.”

La actitud de Netanyahu se hace patente en un vídeo grabado hace nueve años y mostrado en la televisión israelí, en el que alardeó de cómo engañó al presidente Clinton para que creyera que él (Netanyahu) estaba ayudando a implementar los acuerdos de Oslo, en circunstancias en las que en realidad los estaba destruyendo.

El vídeo muestra una actitud despectiva hacia –y su asombro ante– un EE.UU. tan fácilmente influenciado por Israel. Netanyahu dice:

“EE.UU. puede ser dirigido con facilidad. Dirigido en la dirección correcta… No se interpondrá en nuestro camino… Un ochenta por ciento de los estadounidenses nos apoya. Es absurdo”.

El columnista israelí Gideon Levy escribió que el vídeo muestra que Netanyahu es un “estafador… que piensa que tiene a Washington en el bolsillo y que puede engañarlo”, y agrega que una conducta semejante “no cambia con el pasar de los años”.

Si se necesitara otra prueba del apoyo político estadounidense para Netanyahu, éste fue manifiesto cuando los senadores McCain, Lieberman, y Graham visitaron Israel durante la segunda semana de julio.

Lieberman afirmó que existe amplio apoyo en el Congreso para utilizar todos los medios para impedir que Irán se convierta en una potencia nuclear, incluso “mediante acciones militares si es necesario”. Graham también fue explícito: “El Congreso respalda a Israel”, dijo.

Hace poco, 47 republicanos de la Cámara de Representante firmaron H.R. 1553 declarando su “apoyo al derecho de Israel a utilizar todos los medios necesarios para enfrentar y eliminar amenazas nucleares planteadas por Irán… incluyendo el uso de fuerza militar”.

El poder del lobby del Likud, especialmente en un año electoral, facilita los intentos de Netanyahu de convencer a los pocos entre sus colegas que necesitan ser convencidos de que posiblemente no vuelva a haber un momento más propicio para producir un “cambio de régimen” en Teherán.

Y, como esperamos que sus asesores se lo habrán dicho, el cambio de régimen, no armas nucleares iraníes, constituye el interés primordial de Israel.

Si el pretendido temor de Israel de que una o dos armas nucleares en el arsenal de Irán puedan cambiar las reglas del juego, se habría podido esperar que los dirigentes israelíes saltaran de alegría ante la posibilidad de que la mitad del uranio poco enriquecido de Irán se envíe al extranjero.

Volvamos a decirlo: el objetivo israelí es el cambio de régimen. La creación de un temor sintético a armas nucleares iraníes es simplemente el mejor camino para “justificar” la realización de un cambio de régimen. Dio buenos resultados en Iraq, ¿no es cierto?

[El almirante] Mullen lanzó un interesante balón de prueba en una conferencia de prensa del 2 de julio de 2008, cuando indicó que el diálogo entre militares podría “aumentar el entendimiento” entre EE.UU. e Irán. Pero no se supo nada más de esta proposición, probablemente porque Cheney le ordenó que la abandonara.

Fue una buena idea –y lo sigue siendo. El peligro de una confrontación entre EE.UU. e Irán en el concurrido Golfo Pérsico no se ha encarado y debería hacerse. El establecimiento de un vínculo directo de comunicaciones entre altos responsables militares en Washington y Teherán reduciría el peligro de un accidente, error de cálculo, o un ataque encubierto de bandera falsa.

A nuestro juicio, esto debería tener lugar de inmediato.

Entre otras cuestiones, los ex-agentes de los servicios de inteligencia estadounidenses, destacan en el memorando que, en el tratamiento informativo del conflicto con Irán, se da a entender que se trata de problemas bilaterales entre EE.UU. e Irán, con poca o ninguna atención a Israel.

Y continúan:

Si EE.UU. fuera arrastrado a una guerra provocada por Israel, no hay la menor garantía de que esa guerra tenga buenos resultados.

Si EE.UU. sufriera considerables bajas, y si los estadounidenses tomaran conciencia de que esas víctimas fueron causadas por exageradas afirmaciones israelíes sobre una amenaza nuclear de Irán, Israel perdería gran parte de su alta estima en EE.UU.

Podría haber un aumento del antisemitismo cuando los estadounidenses lleguen a la conclusión de que funcionarios con dobles lealtades en el Congreso y en el poder ejecutivo lanzaron a nuestros soldados a una guerra provocada, bajo falsos pretextos, por likudniks en función de sus propios propósitos egoístas.

No tenemos la impresión de que los principales protagonistas en Tel Aviv o Washington estén suficientemente sensibilizados en estos factores críticos.

Usted está en condiciones de impedir esta aciaga, pero probable, reacción en cadena.

… usted –sólo usted– puede impedir un ataque israelí contra Irán.

Firman el memorando:

Grupo directivo, Veteran Intelligence Professionals for Sanity (VIPS)

Ray Close, Directorado de Operaciones, División Oriente Próximo, CIA (26 años)

Phil Giraldi, Directorado de Operaciones, CIA (20 años)

Larry Johnson, Directorado de Inteligencia, CIA; Departamento de Estado, consultor del Departamento de Defensa (24 años)

W. Patrick Lang, coronel de Fuerzas Especiales de EE.UU. (en retiro); Oficial de Inteligencia de la Defensa para Oriente Próximo/Asia del Sur; director de Recolección de HUMINT, Agencia de Inteligencia de la Defensa (30 años)

Ray McGovern, oficial de Inteligencia del Ejército de EE.UU., Directorado de Inteligencia de la CIA (30 años)

Coleen Rowley, agente especial y abogado de la División Minneapolis del FBI (24 años)

Ann Wright, coronel, Reserva del Ejército de EE.UU. (en retiro), 29 años; Oficial de Servicio Exterior, Departamento de Estado, (16 años)

Quienes ya en 2003 prepararon su primer Memorando para el Presidentedespués de un discurso de Colin Powell en la ONU, advirtiendo al entonces presidente, George Bush, antes de que actuara sobre la base de información equivocada para atacar a Iraq.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=111107

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s