La demonización de Irán paso previo antes del ataque – I

Publicado: 20 agosto, 2010 de arretes en Irán

10 mentiras sobre Irán

Por Alfredo Embid

Mentira nº 1. Irán ha manifestado su deseo de tener armas nucleares y tiene un programa secreto para construirlas.

Mentira nº 2. Irán quiere destruir a Israel.

Mentira nº 3. Irán está armando a las milicias en Iraq.

Mentira nº 4. Irán está armando a los talibanes en Afganistán.

Mentira nº 5. Imposición de símbolos para distinguir a los judíos en Irán.

Mentira nº 6. Los homosexuales son condenados a muerte en Irán.

Mentira nº 7: Las mujeres iraníes son esclavas, y son lapidadas.

Mentira nº 8: Irán coacciona y obliga a hacer el servicio militar.

Mentira nº 9: Siria tiene un programa secreto de armas nucleares.

Mentira nº 10: Irán es uno de los principales países que viola los derechos humanos.

La demonización de Irán, paso previo antes del ataque

En boletines anteriores y en nuestro libro (1) denunciamos las numerosas mentiras que los medios de desinformación han ido difundiendo desde hace años para demonizar a Irán y a Siria.

Un paso previo para atacarlo, imprescindible para fabricar el consenso, es hacer que el crimen sea tolerable a los ojos de la población. Su objetivo es seguir preparando el terreno de la opinión pública para hacer aceptable el ataque nuclear que sigue posponiéndose, pero que no está descartado.

El maligno ha llegado

La opción guerrera sigue vigente. Las acusaciones del gobierno USA contra Irán están aumentando en los últimos meses como hemos documentado el mes pasado (2).

Antes de partir de Israel en su reciente gira de mayo para conmemorar el sexagésimo aniversario del país, Bush habló sobre Irán y dijo:“El mensaje para Irán es que su deseo de tener un arma nuclear, sumado a sus declaraciones sobre la destrucción de nuestro aliado cercano (Israel), nos ha dejado muy en claro a todos que debemos trabajar juntos para impedir que tengan un arma nuclear. Para mí la mayor amenaza para la paz en el Medio Oriente es el régimen iraní” (3).

Bush en Israel

Mentira nº 1. Irán ha manifestado su deseo de tener armas nucleares y tiene un programa secreto para construirlas.

George Bush sigue mintiendo sobre la amenaza nuclear que supuestamente plantea Irán y diciendo que “amenaza con borrar a Israel del mapa”.

El presidente de Israel, Simón Peres: “la bomba nuclear iraní es un campo de concentración volante”.

El primer ministro, Ehud Olmert: “Ahmadinejad habla sobre el exterminio de la nación judía como lo hacía Hitler en su época.”

Binyamin Netanyahu, líder de la oposición israelí: “Estamos en 1938, e Irán es la Alemania que está intentando conseguir la bomba atómica… Están preparando un nuevo Holocausto contra el Estado judío… Irán podría ser la primera potencia nuclear imposible de disuadir” etc …

El régimen iraní caricaturizado como amenaza nazi, pero además nuclear

Según el periódico Ha’aretz, responsables israelíes presentaron a Bush durante su visita a Israel en mayo, datos que contradicen el informe del NIE elaborado por 16 agencias de inteligencia estadounidenses (4).

Estos documentos pretenden ser la excusa por la cual el gobierno israelí insiste en que Irán “se acerca a un punto sin retorno» y que “hay que actuar inmediatamente” (5)

Cualquiera con sentido común puede comprender lo absurdo de esta afirmación. Si esos datos existiesen, quiero decir, si estuviesen basados en hechos demostrables, los israelíes no hubieran esperado a entregárselos al payaso de turno que ocupa la Casa blanca con ocasión de su visita. Hace tiempo que los hubieran entregado a las agencias de inteligencia USA, a la AIEA y los hubieran difundido por todo el planeta en los medios de comunicación de masas.

Repetidas veces el Presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad dijo que Irán no necesita una bomba nuclear. Por ejemplo en una entrevista a la televisión británica el año pasado: “No necesitamos una bomba atómica. En realidad, estamos en contra de las bombas. Tenemos muchos motivos para estarlo. Nuestras creencias están en contra de las bombas. Desde una perspectiva política no es beneficioso” (6).

Además desde un punto de vista religioso, el islam ha condenado la fabricación y tenencia de armas atómicas. Recordemos que la tenencia de armas atómicas y no sólo su uso, ha sido condenado por las autoridades religiosas del islam en Irán como hemos informado repetidas veces anteriormente (1). Pero, en vez de informar sobre ello, Le Monde hace chistes malos.

“El profeta ha dicho que el uranio es lo más divertido”

El gobierno USA ha prometido el año pasado ayudar al programa nuclear indio y en mayo de 2008 proporcionar uranio enriquecido a Arabia Saudí. El activista antinuclear Harvey Wasserman dijo: “La idea de proporcionarle uranio enriquecido a los sauditas mientras se amenaza con declarar la guerra a los iraníes por enriquecer uranio es increíble” (7).

Pero no lo es; lo increíble es la ingenuidad de antinucleares como Wasserman. La política USA de doble rasero es la ley, como la historia demuestra.

Después de tolerar el desarrollo de arsenales nucleares visibles (Pakistán , e India) y secretos (Israel) que violan todas las legislaciones internacionales vigentes, el gobierno USA prometió el año pasado ayudar al programa nuclear indio y egipcio, así que su reciente oferta de proporcionar uranio enriquecido a Arabia Saudí no esta fuera de lugar, sino todo lo contrario.

Como a informamos en el boletín anterior, el ex Presidente Jimmy Carter reveló que cree que Israel tiene al menos 150 armas nucleares en su arsenal (8).

Los comentarios de Carter representan la primera vez que un ex presidente estadounidense habló del número de armas atómicas de Israel. Carter también dijo que la ocupación israelí del territorio palestino era “uno de los mayores crímenes contra los derechos humanos sobre la faz de la tierra” (9).

Recuérdese que el gobierno israelí nunca reconoció hasta hace algo mas de una su programa de armas nucleares (10).

A pesar de que se sospechaba su existencia, lo que se confirmó desde que el científico Mordechai Vanunu filtró documentos del gobierno en la década del 80 (11).

Ya advertimos en boletines anteriores que las declaraciones del principal organismo de vigilancia nuclear de Naciones Unidas, la AIEA exculpando a Irán de tener un programa nuclear militar había que tomárselas con precaución… (12, 13).

El motivo de nuestra advertencia eran los antecedentes infames de este organismo que es una extensión del lobby nuclear como hemos criticados desde hace años (14).

Desgraciadamente parece que no nos equivocamos. Hace unos días la AIEA está acusando al gobierno iraní de no responder preguntas sobre su programa nuclear.

En un nuevo informe, la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) dice que Irán debería responder a las acusaciones sobre la participación de las Fuerzas Armadas en la producción de energía nuclear, aunque no se ha presentado ninguna prueba sobre la vinculación de éstas con la producción atómica (15).

Mohamed ElBaradei

Pero curiosamente, estas informaciones están surgiendo en el mismo mes en que Mohamed ElBaradei, director general de la Agencia internacional de la energía atómica (AIEA), en una sesión del Forum Económico mundial en Egipto el lunes 9 de mayo, volvió a reiterar que su agencia no tienen ninguna prueba de que Irán esté intentando construir una bomba (16).

En un discurso en Israel a mediados de mayo Bush dijo: «Permitir al mayor sostenedor mundial del terrorismo poseer el arma más mortal del mundo, sería una traición imperdonable a les generaciones futuras».

Por una vez estamos totalmente de acuerdo con él.

Pero el mayor “espónsor” del terrorismo mundial (incluyendo el islámico) ha sido y sigue siendo el gobierno de los Estados Unidos.

“Mi morralla americana, os traigo encantado el triunfo de la muerte”

Mentira nº 2. Irán quiere destruir Israel

Estados Unidos e Israel organizaron hace 2 años una mentirosa campaña mediática mundial contra Irán basándose en falsas declaraciones atribuidas al presidente iraní Mahmud Ahmadinejad en las que este último supuestamente deseaba «borrar a Israel del mapa».

George Bush sigue mintiendo y utilizando este argumento fabricado por las agencias de desinformación.

Demostradamente el presidente iraní no se refería en realidad a la eliminación física de los israelíes sino a la erradicación del sionismo.

Algo en lo que concuerda por cierto con muchos judíos. Como oportunamente recuerdan las manifestaciones de los rabinos judíos contra el sionismo.

Manifestación de judíos antisionistas frente al Capitolio

Esta fue una de las 25 noticias más censuradas durante 2006 y 2007 en la gran prensa de Estados Unidos, según el libro anual publicado por Project Censored de la Universidad de Sonoma.

“La falsa amenaza de los medios atribuida al presidente de Irán”:

Escrito por Arash Norouzi, y publicado por Global Research, y la redacción de Information Clearing House.

“Abordaron la historia mediática tejida a través del mundo atribuyendo al presidente Ahmadinejad de Irán la siguiente frase: ‘Israel debe ser borrado del mapa’. Al contrario de la creencia general, esta declaración fue realmente una interpretación mal traducida por el servicio de noticias de la república islámica de Irán.

El Ministro de Asuntos Exteriores de Irán procuró clarificar la declaración, pero la cita cobró vida propia en los grandes medios corporativos al calor de la discusión sobre el programa nuclear y la supuesta amenaza atómica de Irán. La cita se ha utilizado continuamente para reforzar la idea que Irán está siendo dirigido por extremistas que buscan la destrucción total de Israel. Pero ¿qué fue lo que dijo Ahmadinejad? Se refirió al régimen israelí, no a la nación judía” (17).

Es una estrategia clásica que se sigue repitiendo

“Las agencias de prensa AFP (Francia) y AP (Estados-Unidos) establecen una equivalencia entre las palabras « Estado » y « régimen ». En consecuencia para ellas toda crítica al régimen de Tel-Aviv y de la ideologia sionista que admite se convierte en un cuestionamiento del Estado de Israel (18).”

La CNN inventó la declaración del presidente de Irán Ahmadinejad, luego, la misma cadena lo reconoció argumentando para defenderse que se trataba de un “error de traducción” (19).

Pero el daño ya estaba hecho y el desmentido naturalmente no tuvo la misma cobertura en los medios que la declaración original que sigue utilizándose para demonizar a Irán.

“El judaísmo rechaza el estado sionista y condena sus atrocidades”, dicen los judíos en su pancarta

Sin embargo, George W. Bush siguió repitiendo la misma cantinela. Por ejemplo el 17 de octubre de 2007:

« Hay un líder en Irán que ha declarado que desearía destruir Israel. Le dije entonces a la gente que si estamos interesados en evitar la tercera guerra mundial, debemos también esforzarnos por impedirle que adquiera los conocimentos necesarios para la fabricación de armas nucleares. Considero que Irán dotado del arma nuclear sería una amenaza muy seria… »

Pronunció las palabras 3ª guerra mundial con un rictus y riéndose (20).

Ciamak Moresadegh, judío iraní, comentaba: “Si se cree que el judaísmo y el sionismo son lo mismo, es como si se creyera que el islam y los talibán son idénticos, y no lo son.”

Los líderes de Irán denuncian el sionismo, porque le responsabilizan de alentar la discriminación contra los palestinos.

Pero han declarado repetidamente que no tienen problemas con los judíos, con el judaísmo e incluso con el Estado de Israel.

Manifestación de judíos antisionistas frente a la Casa Blanca

En septiembre, en New Cork, a la pregunta de si él mismo o su gobierno albergan intenciones de acabar con Israel, en calidad de estado judío, el presidente de Irán Ahmadineyad respondió: “Nosotros amamos a todos los pueblos. Somos amigos de todos los judíos. En Irán son muchos los judíos que viven seguros y en paz. Tienen ustedes que tener en cuenta que de acuerdo a nuestra constitución y a nuestras leyes, se elige un diputado para el Parlamento por cada 150.000 habitantes, y, sin embargo, los judíos, cuya población no sobrepasa en Irán un quinto de esa cifra, tienen un representante en la cámara baja”(21).

El Presidente de Irán saludado por los rabinos judíos

¿Crees que esto es propaganda iraní?

No.

No sólo son declaraciones. Hay hechos que lo demuestran.

Jonathan Cook, periodista radicado en Nazaret, Palestina, autor de Blood and Religion: The Unmasking of the Jewish and Democratic State (Pluto Press) plantea el meollo de la cuestión.

“¿Por qué unos 25.000 judíos viven pacíficamente en Irán y la mayoría se resisten a marcharse a pesar de los tentadores ofrecimientos de Israel y de los judíos estadounidenses?

La comunidad judía de 25.000 personas es la mayor existente en Oriente Próximo con excepción de Israel, y remonta sus raíces a 3.000 años.

Como una de las minorías no musulmanas de Irán, sufren algunas discriminaciones, pero desde luego no peores de las que soportan un millón de ciudadanos palestinos en Israel, y evidentemente mucho mejores de las de los palestinos de Cisjordania y Gaza que sufren la ocupación israelí.

Tienen poca influencia en la toma de decisiones y no se les permite ocupar puestos importantes en el ejército o en la Administración, pero tienen un representante en el Parlamento, practican su religión públicamente en las sinagogas (hay 30 solo en Teherán), tienen sus propios establecimientos desde carnicerías a hospitales, y pueden viajar con toda libertad.

Esto último puede convertirse en un problema. Seymour Hersh advierte que según altos responsables del gobierno estadounidense, Israel está utilizando esta libertad de movimientos entre Irán e Israel para hacer espionaje.

A pesar de la inexistencia de amenaza alguna para los judíos de Irán, los medios israelíes recientemente han informado de que el gobierno israelí ha intentado nuevas formas de atraer a los judíos iraníes hacia Israel. El Periódico Ma’ariv ha puesto de relieve que los intentos previos han encontrado poca respuesta. Existe, destaca el informe, “falta de ganas de marcharse por parte de los miles de judíos iraníes”. Según el periódico Forward de Nueva York, la campaña para convencer a los judíos iraníes para que emigren a Israel ha conseguido que sólo 152 de los 25.000 judíos abandonaran Irán entre octubre de 2005 y septiembre de 2006, y la mayoría de ellos se dice que emigraron por razones económicas y no por motivos políticos.

Para conseguir mejores resultados- y probablemente para evitar la situación embarazosa de estar anunciando un inminente segundo Holocausto mientras miles de judíos viven felices en Teherán, Israel está promoviendo ahora una campaña con donantes judíos para garantizar a cada familia judía iraní 60.000 $ si se establece en Israel, además de una serie de incentivos financieros, ya existentes, que se ofrecen a los inmigrantes judíos, entre otros, préstamos e hipotecas baratos.

El anuncio fue recibido con desprecio por parte de la Asociación de Judíos Iraníes que hizo pública una declaración afirmando que su identidad nacional no estaba en venta. “La identidad de los judíos iraníes no es canjeable por ninguna suma de dinero. Los judíos iraníes son de los iraníes más antiguos. Los judíos de Irán están contentos con su identidad y su cultura, de manera que las amenazas y estas inmaduras tentaciones políticas no van a conseguir su objetivo de erradicar su identidad como judíos iraníes” (22).

Judíos que agradecen a Irán su bella comunidad judía

Los líderes sionistas están embarcados desde hace años en una guerra silenciosa, que ellos llaman la “batalla demográfica” contra los palestinos ya que estos se reproducen a un ritmo mucho mayor que los judíos.

Esto tiene su sentido. En demografía este es un mecanismo de seguridad clásico cuando una población se encuentra amenazada como es el caso de los palestinos, exterminados por los ocupantes sionistas de su tierra.

Para ganar esta batalla hay que reclutar judíos emigrados (que el primer ministro de Israel, David Ben Gurión consideraba “basura humana”) a cualquier precio y no sólo de Irán.

La historia demuestra que el estado israelí ha llevado adelante esta batalla repetidas veces creando el terrorismo.

Por ejemplo, en 1950 Israel organizó atentados contra judíos de Bagdad atribuyéndoselos a los árabes y consiguió que 130.000 judíos iraquíes volvieran a Israel.

Lo mismo se hizo en Egipto durante la “Operation Susannah” de 1954 en la que Israel reclutó a judíos egipcios para organizar atentados terroristas en Egipto con objeto de que Gran Bretaña no se retirara del Canal de Suez. El entonces presidente Gamal Abdel Nasser expulsó a unos 25.000 judíos, lo que constituía otro objetivo de Israel.

Más recientemente Israel en Argentina ofreció 20.000 $ a cada judío que emigrara a Israel (23).

Es oportuno recordar que esto último sucedía al mismo tiempo que Israel organizaba autoataques contra instituciones judías en Argentina. El famoso caso Amia en Buenos Aires, donde de paso se aprovechó para culpar a Irán de los atentados.

Luego la propia justicia Argentina demostró que los ataques habían sido atribuidos fraudulentamente a Irán (24).

Así que no será sorprendente en el futuro ver cómo los judíos de Irán, que viven allí tranquilamente, empiezan a sufrir atentados para estimular su repatriación, y que serán una excusa más para demonizar y atacar a Irán, aunque hayan sido ejecutados por Israel.

Manifestación de judíos contra el sionismo

Israel sí quiere borrar del mapa a Irán

El ministro israelí, el general Benyamin Ben Eliezer ha afirmado recientemente que sí quiere borrar a Irán del mapa con la salvedad de que Irán ataque a Israel el 7 de abril 2008: «Un ataque iraní no hará más que provocar como respuesta una severa reacción de Israel, que destruirá la nación iraní».

Pero en este caso nadie se ha rasgado las vestiduras (25).

El ministro israelí Ben Eliezer

Por cierto que tampoco ha habido destrozos de vestimentas cuando el ex Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu afirmó que los atentados del 11 de septiembre han sido buenos para Israel: “Nos estamos beneficiando de una cosa: los atentados a las Torres Gemelas y el Pentágono, y la lucha estadounidense en Iraq … volcaron la opinión pública estadounidense a nuestro favor”. Netanyahu realizó los comentarios durante una conferencia en la universidad Bar Illan según el periódico israelí Ma’ariv (26).

3ª mentira. Irán está armando a las milicias en Iraq

Bush dijo: “Saben que el gobierno iraquí y el gobierno estadounidense quieren que dejen de enviar armas de Irán a Iraq con el objetivo de matar a personas inocentes; eso es lo que están haciendo, no están siendo constructivos en lo absoluto. Pero ellos tienen muy en claro nuestra postura y si los atrapamos haciendo esto, serán llevados ante la justicia y en este momento los estamos atrapando in fraganti” (27).

“Armas de destrucción masiva, malignos, desafío terrorista, amenaza para América”

“ Revisándolo veo que hay un error”

El amirante Michael Mullen, secretario de los Jefes del Estado Mayor ante el comité del Senado, el martes 20 de mayo volvió a acusar a Irán de la violencia en Iraq (28).

Inquirido por el locutor sobre las acusaciones que Washington lanza contra Teherán de estar enviando armas a Iraq, el presidente de Irán en New York respondió que “carecen totalmente de fundamento” ya que “nuestra postura sobre Iraq es completamente clara y concreta, es decir, que tenemos que permitir que sea el pueblo iraquí —una gran y civilizada nación —, la que decida” (29).

Bien y ¿quién miente?

Las Fuerzas Armadas estadounidenses programaron una conferencia de prensa a principios de mayo 2008 en Iraq para mostrarle a los periodistas los explosivos suministrados por Irán que se encontraron en la ciudad iraquí de Karbala.

Pero la cancelaron porque ninguna de estas armas provenía de Irán.

Un portavoz militar estadounidense se excusó del patinazo echándole la culpa de la confusión a un general del ejército iraquí de Karbala que se equivocó (30).

Esta acusaciones tiene un doble motivo como ya hemos explicado (1).

Además de ser parte de las operaciones psicológicas de guerra (PSIOPS) contra Irán, por otro lado justifican su creciente derrota en Iraq.

Pero al margen de quién tenga o no razón, el debate en sí mismo es absurdo. Como señalaba Chomsky en una reciente conferencia al referirse a la “ingerencia iraní en Iraq, nadie viene a deciros que todo esto no tiene ningún sentido. ¿Cómo se puede reprochar a Irán interferir en un país que acabamos de invadir y que manteemos bajo ocupación?

Esto solo tiene sentido si partimos del principio de que “el mundo nos pertenece”… entonces el único problema que puede plantearse, es que algún otro “interfiera” .

Efectivamente si “el mundo nos pertenece” vale todo (31).

Por el contrario EEUU y GB sí están armando a grupos terroristas en Irán.

Desde hace tiempo hay evidencias que acusan a Estados Unidos de estar fomentando el terrorismo dentro del país que hemos expuesto anteriormente (1, 32).

Una acusación es bastante verosímil si tenemos en cuenta la historia de la estrategia estadounidense.

El lunes 12 de Mayo la judicatura iraní anunció que presentará demandas internacionales contra Estados Unidos y Gran Bretaña en las que los acusa de proporcionar apoyo financiero a un grupo que bombardeó una mezquita en la ciudad iraní Shiraz y causó la muerte de 14 personas (33).

El contraataque en los medios de desinformación no se hizo esperar.

Pocos días más tarde, John Pilger comentaba amargamente cómo el 22 de mayo, lamentablemente el Guardian londinense ofrecía el gran titular en primera página: “Plan secreto de Irán para una ofensiva de verano con el fin de expulsar a Estados Unidos de Iraq”.

.“No era sino mera propaganda basada en fuentes oficiales anónimas estadounidenses. Por todas partes en los medios de comunicación han seguido sonando los tambores de guerra. “Las ambiciones nucleares de Irán” salen sin esfuerzo de los labios de los locutores y presentadores de noticias, sin que importe que la Agencia Internacional de la Energía haya refutado las mentiras de Washington; sin que importe el recuerdo de las “armas de destrucción masiva de Saddam”. Sin que importe que otra carnicería se avecine. Para que no nos olvidemos” (34)

Se trataba simplemente de un paso más en la estrategia de demonización de Irán y de disfrazar la resistencia a la ocupación para reducir el conflicto de Iraq a una guerra civil que orquesta la programada división del país (35).

División programada de Iraq en el mapa de Peter explicado en Boletín134: Remodelación de Oriente Medio según USA

4ª mentira. Irán está armando a los talibanes

Esta mentira tiene como al anterior la función de justificar el empantanamiento de la coalición liderada por los Estados Unidos en Afganistán además de seguir con la campaña de demonización de Irán.

Si en Iraq no había fundamentos con relación a Afganistán, la campaña raya en el absurdo, ya que los fundamentalistas islámicos sunníes y los talibanes fueron ayudados por la CIA y el ISI paquistaní y no por Irán.

El tema de Afganistán lo hemos tratado anteriormente así que no insistiremos aquí (36).

5ª mentira. Imposición de símbolos para distinguir a los judíos en Irán

Se ha dicho que Irán impondrá el uso de símbolos distintivos («zonnar», en farsi) a los no musulmanes: los judíos tendrán que coser un emblema amarillo encima de sus ropas, y que se impondrá el uso de símbolos distintivos a los no musulmanes: los judíos tendrán que coser un emblema amarillo encima de sus ropas.

Otra campaña de intoxicación mediática que se reveló como algo demostradamente falso desde todos los puntos de vista que ya tratamos anteriormente (1).

Manifestación de judíos contra el sionismo

CONTINUARÁ…

La demonización de Irán paso previo antes del ataque – II

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s